• La madre del pedalier

Bardenas Reales con niña y perro

Actualizado: 5 de mar de 2019



Castildepiedra (sin que se vea la marabunta de furgos y coches XD)


Ayer aprovechando este tiempo tan loco, sobe todo porque es marzo y parece que estemos en mayo/junio, fuimos a un sitio que ninguno conocía.

Sí, podéis fustigarme, soy de Pamplona tengo 38 años y nunca había ido a las Bardenas Reales.

Tendemos, siempre que queremos hacer una rutilla familiar, a tirar de Vías Verdes, pero a Jose le habían recomendado ver la Bardena ahora que ninguno moriríamos de calor.


Fuimos hasta Arguedas y dejamos el coche en el Corral de los Aguilares, es un buen punto de partida con baños, donde te dan un mapa y tienes alguna sombra pequeña para descansar o comer (somos del club tupper).

Ahí nos informaron de que las vías ciclables son compartidas con coches, la verdad es que se nos quedó algo de cara de tontos por que habíamos visto que lo recomendaban para la familia y...va a ser que no, o al menos no en bici.

Es muy planito casi todo PERO tener coches en ambas direcciones, en un camino de tierra, no es muy familiar. Eso nos decepcionó bastante y nos recordó un poco a la sensación que tuvimos cuando fuimos al Delta del Ebro, de sí pero no (esto da para otro post).

Debo decir que en general casi todos los coches aminoraron la marcha pero hubo alguno al que mañana le dolerá el estómago (gracias muñequito vudú, nunca me faltes) y es que la restricción de 40kms pues eso...ciencia ficción de la buena.


Por esto, fuimos solo hasta el Castildepiedra que por si alguno no lo conoce es un paraje icónico y ha salido en algunos videoclips.


Respecto a la bici ideal para ir por aquí, 29" y a gozar. Incluso si eres un paquetillo como yo te sientes poderosa, avanzas y como el firme es tan bueno...pues eso...gozar.


Aquí nuestro alegre trailer

Kuno, fue ratos bajado y ratos en el carro y aunque sabíamos que no era el mejor terreno para él, nos daba pena dejarle un domingo en casa.

Y sobre todo ya está mayorcete para hacer mucho el bruto.









Algo que tengo que decir aunque que quede de abuela cebolleta es que NO SE PUEDE SUBIR, en serio, hay unas vallas monísimas que ponen No pasar en tres idiomas, pues no, hay gente que por una cochina foto o selfie tiene que ir a jorobar, al final conseguiremos que lo vallen y a otra cosa mariposa.


Muy cerca está el paraíso, un foodtruck chulísimo con precios muy contenidos (y mira que ahí podrían pasarse mucho que estás en mitad del semidesierto), productos locales y ecológicos y una más que decente variedad de cervezas.

Tomamos un pincho de chistorra, otro de bacon, pimiento verde y huevo de cordorniz y una cerveza por 7,50€. La gente estaba comiendo unos bocadillos con muy buena pinta y la verdad si no me hubiera puesto hasta las cartolas de hummus hubiera caído uno.

Está al ladito del monumento al pastor y de verdad que La Cabaña de Pan y Chocolate solo por poder tomar algo en una mesa viendo el Castildepiedra...merece la pena.


Resumiendo:

Molabilidad de la ruta con niños: bajilla que hay mucho coche y si Irati hubiera ido con su bici de hecho ni la hubiéramos hecho.

Molabilidad de la ruta con perro: muy bajilla, no es un terreno que les guste (es un desierto bonita que esperabas) y al haber mucho coche...no apetece.

0 vistas

©2019 Segundo Ciclo  Calle Ostoki, 1, Ansoain, 31013 (Navarra)

 948 066 675 / 611 033 802

bicis.segundociclo@gmail.com